Espacio de Crianza

¿Qué hacer frente a las dificultades en la socialización?

Por: Equipo Educared. 25 febrero, 2017

En la anterior entrada analizamos la socialización como una progresión de tareas para las que los niños tienen habilidades naturales. A fin de cuentas somos una especie que siempre vivió y sobrevivió en grupos. Nuestros visitantes, colegas maestros, mostraron interés en saber qué hacer cuando las cosas no funcionaban tan bien, lo que en algún aspecto ocurre en el desarrollo de todo ser humano.

Las relaciones sociales se organizan como libretos: tienen reglas, estructuras. Como ocurre con los actores, ciertos guiones pueden ser más difíciles que otros. De la misma manera, los niños pueden tener más o menos dificultades para interiorizar ciertas pautas. Es como si un automovilista no entendiera que la luz roja signifique “pare” y la verde “siga”, o que no pudiera distinguir el rojo del verde. Es obvio que correría el riesgo de chocar o pelearse con otros conductores, ¿no?

Vamos a ver algunas de esas “cegueras” —todos tenemos alguna— que complican los vínculos interpersonales, y lo que podemos hacer para compensarlas:

  • Dificultad: hay niños que no calculan bien el espacio personal. Por ejemplo, se acercan demasiado. Los humanos somos territoriales y acortar distancias excesivamente o muy rápidamente puede generar reacciones negativas en los demás, que se sienten amenazados. Sugerencia: llevarlos a espacios públicos: parque, lugares donde hay gente haciendo cola, a una fiesta, y mostrarles se regula las distancias interpersonales.
  • Dificultad: cuando tocan demasiado o lo hacen en sitios inapropiados. Sugerencia: usar ilustraciones, revistas, videos y comentar sobre el cuerpo, sus partes y las reglas sobre tocamientos. Igualmente, se puede conversar sobre las variaciones de esas normas según el tipo de relación entre las personas: una cosa es la mamá, otra un amigo; una cosa es un hermano otra un nuevo amigo o un extraño.
  • Dificultad: gestos y posiciones inadecuados o exagerados. Sugerencia: se puede hacer un compendio sencillo, dibujar, pegar fotografías sobre el lenguaje corporal. ¿Cómo llamarías ese gesto —miedo—, qué crees que está sintiendo la persona, qué sientes tú cuando lo ves?

Son algunos ejemplos, que se puede trabajar en clase, con niños de todas las edades. Usar videos en los que se ha grabado a dos niños interactuando, utilizar espejos, y luego analizar el lenguaje corporal, las emociones que traduce; ver películas sin sonido para que los chicos digan qué está pasando solo leyendo el cuerpo y la cara; que uno hable y el otro lo escuche pero sin hacer un gesto o mirando al suelo; grabar la voz y preguntar que hace sentir, son maneras baratas e inteligentes de sensibilizar a los niños sobre la urdimbre de sentimientos en toda situación social.

Comentarios (13)

  1. La socialización se va haciendo de acuerdo con la edad. Me parece muy interesante e importante analizar el lenguaje corporal, para darnos cuenta del estado emocional.

    • Sí, Marlene, tiene razón, hay que tomar en cuenta la edad y no plantear expectativas que los niños no pueden cumplir a una edad determinada. No hay que apurarlos. El lenguaje coorporal es, como usted dice, muy importante para entender el mundo interno d ellas personas. Gracias por aportar. Un saludo.

  2. Me parecen interesantes las estrategias que plantea y espero ponerlas en práctica con los niños que tienen ciertas dificultades. ¡Gracias!

    • ¡Gracias a usted! Por su aliento y me alegro que las sugerencias hayan ayudado. Mantengamos el contacto y haga llegar sus inquietudes. Un saludo.

  3. El artículo del Dr. Roberto Lerner es un buen aporte para la educación de los niños y niñas, para orientar en las dificultades en el espacio de la crianza, las habilidades de enseñar y enseñanza del siglo XXI. Interesante artículo para los padres y docentes, en las relaciones sociales ,en el contexto o espacio donde vivimos.

    • Hola Leandro: le agradezco de todo corazón sus palabras. Le pido que sugiera otros temas para poder abordarlos y haga conocer sus inquietudes. Un saludo.

  4. Este artículo es muy necesario para orientar a los padres de familia. Hay momentos en que no se sabe qué hacer. Perdemos la paciencia y llamamos a los niños agresivos. Pero de lo que se trata, es enseñarles a relacionarse con el mundo y, como bien lo dice, permitirles entrenarse con videos, visitas a lugares públicos, etc. Servirá para ser una gran persona y no ser rechazado por sus pares, en su entorno social y familiar.

    • Hola Rosa María: su aliento y reconocimiento son muy importantes para mí. Sí, perder la paciencia es parte de criar hijos. Uno no es anormal por eso. Son tiempos apurados, nos ponemos muchas metas y presiones. Poder parar y gozar junto con nuestros hijos las cosas sencillas, ayuda mucho. No deje de estar en contacto conmigo y hacer llegar sus inquietudes. Un saludo.

  5. Buenas noches: los ejemplos son muy concretos y didácticos. Permiten que, de manera natural, se pueda orientar a los niños en sus actitudes, reacciones, en la socialización adecuada. Muchas gracias.

    • Las gracias a usted, Nancy. Me alegra que le haya parecido útil y espero que me pueda comunicar sus ideas y proponer temas adicionales. Un saludo.

  6. Más que un comentario, quisiera que me dijera: ¿qué hacer con aquellos niños que les agrada reunirse con otros niños de mayor edad?

  7. Para mí en especial es muy importante este tema de las dificultades de la socialización en los niños. ¿Qué hacer frente a un niño problema?, ¿será una dificultad de socialización? Hay niños que provienen de hogares destruidos. ¿Qué hacer ante este caso?

    • Hola José Antonio. No es fácil definir un niño problema. ¿Para quién? Obviamente si hay perturbaciones en su desarrollo y en el logro de aquello que se espera para su edad, si hay sufrimiento o si produce sufrimiento en otros, es necesario hacer una pausa y tratar de definir dónde está lo esencial y en función de ello apoyar o buscar ayuda. Sí, muchos niños crecen en hogares en los que la pareja de padres se ha separado, pero esa es una realidad cada vez más frecuente. Hay que brindar espacios de escucha, paciencia y, con el ejemplo, enseñarles que hay maneras alternativas de hacer las cosas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
  • @2014 Fundacion Telefónica