Espacio de Crianza

Estrategias para la socialización

Por: Equipo Educared. 17 febrero, 2017

Aunque siempre he afirmado que criar niños no es un asunto de manuales y que es mejor tocar de oído, es importante conocer algunos hitos, dejando, por cierto, lugar para las variaciones individuales y que no se trata de que las cosas tienen que ocurrir siempre a una determinada edad porque de lo contrario estamos frente a una patología.

¿Cuáles son las tareas de los pequeños y las nuestras, como padres, en una perspectiva evolutiva, cuando se trata de la socialización?

En los primeros 18 meses se consolida la percepción de ser querido y querible, así como el sentimiento de que vale la pena confiar en los demás y el mundo. Los adultos tenemos como tarea las construcciones de patrones que hagan predecibles los acontecimientos. Además de generar interacción positiva: sonrisas, risas, contacto visual, físico y verbal.

Entre los 18 meses y 3 años se trata de aprender a jugar amigablemente con sus pares por periodos cortos. No van a compartir juguetes o esperar turnos. Lo nuestro es señalar reglas simples: no se muerde, empuja o golpea; los conflictos son menos probables si invitamos a un chico por vez a jugar con el nuestro. La idea es proveer de muchos juguetes —retirando los preferidos por el dueño de casa— a los dos socios.

Entre los 3 y 6 años sí es tiempo de compartir, sentir empatía y entender que las conductas tienen consecuencias. La idea es que alentemos el uso de las palabras —sin utilizar términos hirientes— para resolver conflictos, y saber cuándo poner fin a una visita antes de que estalle la guerra.

Entre los 6 y 9 años se definen amistades en el sentido estricto de la palabra y habrán algunos preferidos. También, se aprende a respetar reglas y resolver de manera constructiva diferencias con otros. Sacar a nuestro hijo con un amigo para una actividad, jugar muchos juegos de reglas con él sin hacer trampa a su favor y dejar que resuelva solo un conflicto antes de intervenir, son buenas ideas en esa etapa.

Entre los 9 y 12 años necesitan sentirse seguros de que valen, encontrar actividades en las que son buenos y expresar sus sentimientos cuando son heridos. Es bueno expresar apreciaciones positivas sobre ellos, identificar las actividades en las que descuellan —no llevarlos a terapias para mejorar en lo que son malos— y estar dispuestos a escucharlos.

Se trata de linderos, de aproximaciones, de tareas que nunca se resuelven completamente, que se vuelven a plantear, en un proceso que no es una línea sino, más bien, una espiral.

Comentarios (27)

  1. Para tener buenos hijos, buenos alumnos, debe existir una comunicación excelente con sus padres, docentes y compañeros, realzar su autoestima y confiar en ellos

    • Hola Ada: no podría haberlo dicho mejor. Solo quizá rebajaría un poco la valla y no diría excelente. La comunicación es una construcción compleja y puede ser suficientemente buena. Un saludo.

  2. De una manera sencilla y didáctica Roberto Lerner nos expone las características psicológicas de los niños desde los 18 meses hasta los 12 años, las mismas que como educadores debemos tener en cuenta para mediar durante los procesos de socialización de nuestros educandos, en interacción con sus padres, sus pares y la comunidad educativa y la de su entorno.

    • Gracias, María Marleni. Uno necesita tener esa retroalimentación by me encantaría que proponga temas para poder escribir sobre ellos y seguir interactuando con los colegas.

  3. Muy interesante y, sobre todo, útil este artículo. Me ayudará a comprender y apoyar a los estudiantes en esta tarea de la socialización.

  4. Es muy importante recordar sobre las características que manifiestan los niños y se nos completan como manejar con el uso de estas tecnologías será mejor muchas gracias

  5. Excelente información que nos ayudará a evitar conflictos con nuestros estudiantes y entre ellos mismos. Le felicito por tan valioso aporte en la mejora de la educación de los niños y niñas. Asimismo, debo resaltar las sugerencias en cuanto a estrategias de socialización para un clima escolar armonioso.

    • Hola colega. Siendo también profesor de aula, le agradezco sus palabras y me alegro enormemente que la ifnoración le haya servido. Estaré muy complacido de recibir sus aportes e inquietudes. Un saludo.

  6. Muy buena información. Me gusta la idea que entre 6 a 9 años los niños sean capaces de resolver por sí solos sus problemas. ¿Cómo los maestros mediaríamos en la solución?

    • Hola Zulema: sí, si pueden resolver situaciones conflictivas. Nosotros debemos observar, dejar que ellos intenten definir estrategias, confiar en que podrán hacerlo, pero intervenir si las cosas parecen terminar en un callejón sin salida o se ponen violentas. Uno, entonces, los separa y dice algo así como “veo dos niños muy molestos y vamos a estar un rato solos con nosotros mismos”, luego permite que se acerquen, que nos digan algunas cosas y proponemos algo que ellos completan. No dude de seguir en contacto. Un saludo.

  7. Roberto Lerner, reciba mi caluroso saludo. Como maestra de aula, felicito la oportunidad de crecimiento profesional que brinda en su publicación, ya que se da en el momento actual el enfoque por resolución de problemas. Mi pedido a su profesionalidad es de que nos siga brindando estrategias que apoyen nuestro desempeño en desarrollo de habilidades sociales en los niños y niñas de 3, 4 y 5 años.

    • Hola Alejandra: gracias, muchas gracias por sus apreciaciones. Yo también soy profesor de aula y es la actividad que más me aportado y enseñado. Recojo su sugerencia y pronto estaré publicando en ese sentido. No dude de seguir en contacto.

  8. Interesante artículo Sr. Lerner. Con un lenguaje sencillo y bastante didáctico, nos invita no solo a los maestros, sino a todos los agentes involucrados en la crianza y educación de los niños, a comprender y poner en práctica las sugerencias que nos brinda para ayudar a nuestros niños y niñas en el proceso de socialización.

    • Hola Isabel: de verdad, agradezco mucho sus palabras, que me alientan. Creo que las cosas interesantes no necesitan ser dichas de manera complicada. Le ruego que cualquier inquietud u otro aporte, me lo haga llegar. Un saludo.

    • Hola Elva: le agradezco enormemente su comentario. La próxima entrada tiene que ver siempre con chicos menores y algunas dificultades de socialización, así como sugerencias para sobrellevarlas. Algunas de las últimas, no obstante, se pueden trabajar con púberes y adolescentes tempranos. Me comprometo a tratar el tema que usted sugiere pronto. Un saludo y mis mejores deseos de un fin de semana tranquilo.

  9. Soy profesora del nivel inicial y me siento muy fortalecida al conocer más la manera de tratar a los pequeños de 3 años. Por ejemplo, que se debe dar reglas muy simples. Le pido que se nos siga brindando estrategias en el desarrollo de habilidades sociales en este nivel.

    • Hola Sobeidina: gracias por sus palabras. Justamente ayer se publicó la segunda entrada sobre socialización, esta vez poniendo énfasis en estrategias para superar problemas. Un saludo.

  10. En verdad, me siento muy contenta de conocer las diferentes estrategias para lograr el buen desarrollo de nuestros niños en las aulas. Trabajo en un lugar en donde la mayoría de niños tienen problemas familiares y veo que hay buenas sugerencias para apoyar a nuestros niños.

    • Hola Rosenda: me alegro mucho de leer su comentario y saber que encuentra las estrategias comentadas pueden ayudar en su trabajo. Sería genial que me cuente un poco acerca del lugar donde trabaja y los principales problemas que enfrenta. La más reciente entrada trata sobre maneras de superar problemas. No dude de seguir en contacto conmigo. Un saludo.

      • Interesante el artículo sobre las estrategias de socialización. A veces, como padres o maestros, necesitamos orientación de un profesional. A partir de ello podemos aplicar en la formación de nuestros hijos y/o alumnos las diferentes estrategias para que ellos puedan desarrollarse seguros de sí mismos, respetando las reglas y estar preparados para resolver situaciones que se les presenta en la vida diaria.

        • Hola Maura: muchas gracias por sus palabras y aliento. Creo que el diálogo, entre padres y profesionales, pero también entre padres, siempre aporta ideas, caminos y posibilidades. No deje de seguir aportando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
  • @2014 Fundacion Telefónica