Espacio de Crianza

Estoy por terminar el colegio y no sé qué estudiar

Por: Roberto Lerner. 8 mayo, 2012

¿Hay que saber lo que uno quiere estudiar cuando se termina en colegio? Ante la enorme cantidad de oferta y opciones que tenemos en este momento, la respuesta es no. La confusión inicial es no solamente normal, sino deseable. Un compás de espera es lo mejor. Y si se quiere orientar a los chicos, pues, no los evaluemos, hagámoslos más bien pensar en si prefieren trabajar solos o en equipo, con gente o con procesos. Son algunos de los conceptos que desarrolla en la siguiente entrevista el Dr. Roberto Lerner.

Comentarios (18)

  1. Bueno, le cuento que con mi último hijo tuve una experiencia distinta a la de la mayor: él quería estudiar medicina, obtuvo un segundo puesto en el colegio y con ello postuló a la universidad Federico Villarreal. Para ello, un año antes de terminar venía siguiendo estudios en una academia preuniversitaria luego de las clases del colegio. En fin, no ingresó, así que le dijimos que se prepare un año más, pero él se fue a pasear por todos los institutos de Lima y a evaluar qué carrera corta seguir. Hoy tiene 21 años y está haciendo prácticas en fisioterapia y rehabilitación. Cuando decidió estudiar tuve mis temores, (y mis propias ambiciones), pero ahora que lo veo contento, entusiasmado, siguiendo cursos de especialización. Creo que hice bien en dejar que él tome las riendas de su destino. Desde pequeño le gustaba atender a los heridos, curar animales y velar por mí cuando estaba enferma. No olvido que a los ocho años era él quien me cambiaba los parches de mis piernas quemadas. Con esto quiero decir que aunque veamos el talento que tienen nuestros hijos y deseemos lo mejor para ellos, ellos siempre sabrán qué es lo que más les gusta y no hay nada más satisfactorio que laborar en aquello que te agrada. Aunque mi esposo y yo somos docentes, ningunos de mis hijos optó por esa profesión. Me siento satisfecha de haber contribuido un poquito a tomar esa decisión tan importante. Saludos doctor Lerner y felicitaciones por el espacio.

    • María Isabel: me alienta mucho su felicitación, sobre todo viniendo de alguien que relata una historia tan aleccionadora. ¡Tuvo usted toda la razón de dejar que su hijo hiciera su camino! Es más justo para todos, más práctico y, a la postre, más eficaz. Las carreras cono las que siguió su hijo son muy necesarias y quienes las ejercen tienen papeles centrales en todas las instituciones de salud, como sabemos todos quienes hemos sido pacientes. Es la habilidad que muestran, la sensibilidad que manejan y su presencia, más que la de los médicos, las que aseguran una recuperación completa o lo más completa posible. ¡La felicito!

  2. Totalmente de acuerdo. Mi experiencia: estudié Contabilidad, después Farmacia y actualmente Profesor de Matemática y enseño Computación, es decir, polifacético.

    • Hola Carlos: pues, me alegro por usted y quienes aprovechan su rica formación, su versatilidad y su valentía por ir asumiendo saberes y actividades.

  3. Sr. Lerner: Es muy cierto lo que dice. Para mí es una preocupación ver que mi hijo aún no tiene idea de lo que quiere estudiar y termina el próximo año. En todo caso le estoy hablando al respecto a mi esposo sobre si sería conveniente que mi hijo esperara un año por lo menos después de salir del colegio para saber qué estudiará. Pero, al parecer, la idea no le gusta mucho.

    • Patricia: Patricia: lo que sería muy útil es que ustedes tres se reunieran y conversaran. No para sermonearlo o indicarlo lo que va a hacer, sino para escuchar lo que piensa, lo que espera, sus dudas, temores, etc. No creo que sea un asunto entre usted y su esposo. La confusión puede ser buena. No me dice cómo es su hijo, cómo le va, tanto en lo académico como en lo social, pero si su desempeño es razonable en ambas áreas, hay que dejarlo, pero sobre todo conversar con él. Un saludo.

  4. Mi hijo termina el colegio este año y le pasa precisamente lo que titula su entrevista. Mi esposo y yo estamos un poco preocupados y la verdad es que su entrevista nos tranquiliza un poco, pero también nos deja con dudas y expectativas sobre su futuro. Mi hijo es un chico muy inteligente, un poco aburrido y muy cuestionador, percibo que está mas inclinado a las letras, aunque también se interesa por la ciencia. Siento que conforme avanza el año, él también comienza a preocuparse. Nosotros tratamos de no presionarlo ni preguntarle a cada rato si ya decidió, pero las preguntas siempre caen de parte de la familia, los tíos, primos, etc. En fin, esperemos que elija lo que más el guste.

    • Hola Ethel: es que, contrariamente a lo que ocurría hace relativamente poco tiempo, existen demasiadas opciones, demasiadas ofertas. Si a eso usted le suma ciclos vitales de alrededor de 85 años, es poco probable que estemos hablando de un oficio, carrera o, en general, formación, para toda la vida. Habrá afinamientos, reorientaciones a lo largo del camino. Claro que la gente bien intencionada, amigos, familiares, están encima a ver si ya ¨decidió¨, pero estar confundido es un derecho, de paso generalmente común entre las personas inteligentes. Un saludo y estoy seguro de que encontrará su camino, velocidad y altura de crucero.

  5. Hola doctor: mi gratitud anticipada. Para contarle que yo desde muy joven he querido estudiar y sabe trabajaba muy duro para ahorrar cada centavo que ganaba y muchas veces me metía a las academias pero no concluía por alguna razón mi preparación porque no estaba seguro qué es lo que quería en realidad; así que opté por hacerme un test de vocación para saber. Mi resultado salió artes plásticas como potencial, luego arquitectura y zootecnia y por último biología. ¿Sabe? más me incliné a diseño gráfico y ahora terminé y estoy a punto de ejercer. Pero a medida que pasa el tiempo me doy con la pregunta ¿qué hubiera sido si hubiese seguido arquitectura, digo, yo tengo ya 29 años y me gustaría quedarme satisfecho el resto de mis días, pero estudiando arquitectura es un poco duro con los números. Estando 8 meses en la academia no pude desarrollarme como pensaba, me era muy difícil resolver problemas aunque le echaba muchas ganas. Ud. ¿qué opinión me daría al respecto?

    • Hola Julio César: lo felicito por su tesón y persistencia. Bueno, sí, uno duda, tiene ante sí opciones y, finalmente, escoge. ¿Hubiera podido ser distinto? Pues, sí, pero hay que recorrer el camino. No importa qué elijamos, siempre habrá lugar para los cuestionamientos y nunca vamos a quedarnos completamente tranquilos. Siempre habrá tiempo para aprender más y, eventualmente, girar, pero hay que recorrer el camino de nuestras elecciones, darles tiempo, ¿no le parece? Un saludo.

  6. Buenas tardes. Encontré este Blog en busca de ayuda. No sé si lo que comentaré tendrá una estrecha relación con el tema, pero espero me pueda ayudar. Tengo 31 años, tengo una carrera en ingeniería, la cual no ejerzo. Lamentablemente me ha pasado lo que a muchos: en mi juventud, elegí una carrera por la presión de ingresar lo mas rápido a la universidad, y no por pura vocación. El resultado: una carrera de 5 años, que ejercí 2 años o algo más. Luego, por falta de trabajo, decidí establecer mi propio negocio, de eso ya 5 o 6 años, dedicado exclusivamente a esa actividad. Ahora siento que no estoy completo, me frustra el hecho de no haber estudiado algo que realmente me apasione y me guste. Esa frustración me lleva a estados depresivos. Ahora quisiera darme una oportunidad en los estudios, pero tengo muchas indecisiones, respecto principalmente a mi edad. No sé si es muy tarde, o si aún lo puedo hacer. No sé si ahora, después de tanto tiempo, tendré la capacidad para hacerlo, tengo mucha inseguridad, miedos. Por otro lado, me confundo porque me pongo a pensar en mis vocaciones, y me vienen muchas cosas a la cabeza que me gustaría estudiar. Cito ejemplos: Computación, Redes, Periodismo Deportivo, Técnico en edificaciones, Pesquería. Al ver todo esto, me digo cómo puede haber tanta diferencia entre todas esas carreras, y me cuesta decidirme. Por otro lado, yo mismo me respondo, cada una de esas tiene un motivo, sea por hobbies, por mi trabajo acual, gustos variados. Como verá Dr., tengo un laberinto en mi cabeza. A veces me animo, pero después aprecen los fantasmas que impiden decidirme. Muchas gracias por su atención, espero pueda obener una opinión y una ayuda respecto a lo que a groso modo le he comentado. Muchas gracias.

    • Hola Renzo: bueno hay varios aspectos en su texto. Haber estudiado algo sin gran motivación. No es raro en una época de tantas opciones y ofertas. Usted ha construido una empresa y eso tiene mucho mérito. Otro aspecto es el hecho de querer hacer una formación adicional y no saber en qué o, mejor dicho, pensar en muchas alternativas. Bueno, es algo que cada vez va a ser más frecuente y es lógico iniciar con varias opciones. Lo que debe preguntarse es si quiere que lo que estudie se pueda aplicar en su trabajo o ir en una dirección nueva. Lo que me preocupa y es un asunto totalmente distinto, es su estado de ánimo, sus oscilaciones, su desmotivación, inseguridad y fantasmas. La depresión es algo que puede acompañarnos desde siempre y expresarse de maneras distintas. Es posible que haya depresión y que la dificultad de escoger sea una expresión de ello más que de un problema vocacional. Quizá sería bueno que descarte eso acudiendo a un especialista. Un saludo.

  7. ¡Qué gusto saludarlo! Le comento que tengo un hijo de 16, está en quinto de secundaria, vive conmigo y no contamos con su padre. Mi mayor preocupación es encaminarlo para el futuro. Al comienzo del año me decía que quería seguir Derecho, pero hace poco menos de un mes, me dice que le gustaría Administración Hotelera. La verdad, no sé qué decirle, cómo orientarlo. Es un extraordinario muchacho, noble y de muy buenos sentimiento. En el cole no le va muy bien, su mayor problema son los números, prácticamente toda la secundaria (a pesar que no ha repetido nunca) he tenido que apoyarlo mucho. Tengo temor que al emprender este nuevo camino universitario, no responda. No sé si me estoy alarmando demasiado, pero es lo que siento. No sé cómo actuar con él, ya he conversado innumerables veces, algunas se pone la pilas y otras tantas se abandona. Ruego a usted una orientación. Gracias.

    • Hola Malgui: mire, hay que dejar un poco, soltar, explorar con su hijo las opciones que tiene frente a sí, que exprese lo que le preocupa. No lo vería solamente como una cuestión de pilas, sino como un momento de aprendizaje común. Le aseguro que él se hace preguntas, tiene temores y dudas. El saber que puede verlas con usted sin tener que decidir inmediatamente o hacer cosas, lo va a ayudar mucho. Está comenzando una nueva etapa y tiene derecho a una cierta confusión. ¿No le parece? Un saludo.

  8. Tengo un hijo que acaba de estudiar el bachillerato y he tratado de encaminarlo, pero parece que no lo estoy haciendo bien. Esto es tan complejo que no sé si es mejor darle tiempo al tiempo o qué hacer. A ver si podemos comentar algo a este respecto. Estaré en contacto con Ud. un saludo.

    • Alfredo: bueno si ha acabado el bachillerato, en primer lugar él y en segundo lugar usted lo están haciendo bastante bien. ¿Por qué complejo? Bueno, él tiene que decidir y nadie puede estar seguro de lo que quiere cuando termina el bachillerato, menos con la absolutamente enorme oferta que tenemos hoy. Tiempo al tiempo.

  9. A finales de 2013 terminé mi bachillerato y quería entrar a estudiar medicina, pero desafortunadamente por el puntaje del ICFES no pude hacerlo. Ahora estoy muy confundida pues tengo dos opciones: o estudiar inglés por 6 meses en Estados Unidos o comenzar a hacer un pre ICFES en Manizales para ver si alcanzo el puntaje requerido para medicina. Llevo dos meses tratando de decidir, pero no he podido :(

    • Hola Laura: disculpe la demora, pero estuve fuera un par de semanas. A ver, entiendo que esté confundida, pero de alguna manera no está mal que tenga alternativas, ¿no? A veces las cosas no salen a la primera y aunque es doloroso, sin duda, puede permitirnos tomar viada para la próxima etapa. Tomar aire y poder perfeccionar un idioma y, además, vivir en otro país puede ser una buena idea. Se aprende mucho. ¿No le parece? Un saludo y le deseo la mejor de las suertes en cualquiera fuere la opción elegida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
  • @2014 Fundacion Telefónica