Espacio de Crianza

El fracaso escolar

Por: Roberto Lerner. 19 diciembre, 2011

¿Quién fracasa cuando un niño fracasa académicamente? Bueno, evidentemente el niño. Pero no es tan sencillo: el desempeño escolar depende de muchos factores. Hay la posibilidad de problemas específicos que hacen que una parte de lo que se enseña no se aprenda. Pero también puede ser que el método de enseñanza, la filosofía de la institución, o cualquier otro elemento de ese tipo, no produzca el mejor enganche entre escuela y niño. O puede haber complicaciones que vienen del hogar. ¿Cómo mirar un problema que genera mucha angustia de la manera más objetiva posible? El Dr. Roberto Lerner nos da algunas señas en la siguiente entrevista.

Comentarios (22)

  1. Es cierto: si fracasa un chico, fracasamos todos, pero como usted apunta, muchos docentes no advierten el proceso de aprendizaje de cada chico. Claro está, que esto no sucede en aquellos centros donde el acompañamiento de aprendizaje sí sucede, pero, a la vez, el chico deberá evaluar si puso todo su esfuerzo o algún obstáculo insalvable intervino. El asunto radica en cuánto pusimos de nuestra parte todos para que esto suceda.

    • María Isabel: el aprendizaje, vale decir, la parte formal del mismo, en la escuela, es un resultado de muchos factores. Todos somos actores, pero, por cierto, la responsabilidad recae en el individuo y éste debe hacerse cargo del proceso con el apoyo de la escuela y de los padres. Creo que los padres debemos estar atentos, dejar que el niño aprenda, apoyarlo en lo que necesita y eso significa, también, saber cuáles son las limitaciones para compensarlas. De alguna manera todos tenemos algún problema de aprendizaje. A mí me es y siempre fue muy difícil lo espacial, la geometría, la química orgánica. Me las arreglé para enfrentar esos temas y salir airoso, pero airoso significó pasar, sobrevivir. Obviamente, si alguien hubiera querido convertirme en arquitecto, ingeniero mecánico o pintor, hubiera sido una catástrofe para mí y para el resto. Un saludo.

  2. Dr. Lerner: quien le escribe es maestro de la Región de Puno. Tiene mucha razón al indicar que que cuando un niño(a) fracasa en la escuela el problema es de todos: institución educativa, maestro, padres y estudiante. Por otro lado, me gustaría muchísimo que comente sobre las inteligencias múltiples de Gardner, pues en nuestro sistema educativo prima sólo la matemática y la comunicación, relegándose a segundo plano los otros tipos de inteligencia. Quizá sea la causa de muchos fracasos. Hasta pronto y siga adelante.

    • Hola Willean: le agradezco su aliento y buenos deseos. Definitivamente la educación está demasiado centrada en las habilidades lingüísticas y numéricas que fueron centrales para formar ciudadanos adecuados a una sociedad cada vez más urbana e industrial. Pero las personas requerimos habilidades más variadas y tenemos potenciales variados que deben ser promovidos, respetados y trabajados en el marco escolar. Están las inteligencias definidas por Gardner (que acaba de incluir una más, relacionada con la trascendencia y la espiritualidad) y le comentó que el Ministerio de Educación finlandés produjo para la reunión de la APEC que tuvo lugar en nuestro país, planteó cinco habilidades centrales para el siglo XXI: saber pensar sobre el pensamiento, dominar lenguajes (se refiere a lo audiovisual, plástico, etc.), autocontrolarse para lograr metas, entender a los demás y contribuir con la comunidad. Le comento que en febrero estaré visitando Puno para tener una serie de actividades. Un cariñoso saludo para las fiestas.

  3. ¿Fracaso escolar? Particularmente, considero que no existe fracaso escolar si diferenciamos las características propias de cada niño o niña, o si queremos agruparlos en superdotados o con deficiencias, según su estado físico o intelectual.
    El problema es del maestro y su formación, de la institución educativa y su organización, y de otros agentes, como los medios de comunicación, que por lo general están al servicio del comercio y no de la educación. Existen publicaciónes que no son siempre la realidad de todos, por ejemplo en Puno se habla de un proyecto educativo regional en base a los saberes andinos, pero con una mentalidad europea española. No se difunde la cosmovisión andina ni la amazónica.

    • Oscar: bueno, es una manera de verlo, pero siempre, también cuando tenemos en cuenta las categorías que usted menciona y también cuando incluimos los referentes culturales del entorno, hay resultados que no son los esperados y muchas veces están muy lejos de ello. Creo que hay que tomar en cuenta a los individuos dentro de sus contextos. Eso hace ver mejor las cosas y muchas de las etiquetas de fracaso caen y está bien que caigan, pero en las circunstancias más promisorias, existen casos de fracaso y es importante poder investigar las cosas para entenderlas. Una linda Navidad.

  4. Buen día, estimado señor. Tengo una inquietud: mi hija tiene bajo rendimiento escolar y la maestra la dejó de lado. Ella estudia en un centro educativo estatal. ¿Cree que si la llevo a uno particular su aprendizaje mejore? ¿Qué me puede recomendar? Gracias.

    • Walter: mire, la diferencia entre privado y público no es tan clara como muchos piensan. Lo primero que haría sería hablar con la gente del colegio, escuchar lo que piensan, qué diagnóstico tienen, conversar con la tutora y entender lo que está pasando. En el sector privado también hay profesores que “dejan de lado” a chicos con ciertas dificultades. Pero, nuevamente, yo buscaría definir el problema antes de pensar en cambiarla de colegio. Un saludo.

  5. Querido Dr. Lerner: Estoy tratando de crear mi Blog para difundir información referida al ámbito educativo, siguiendo el ejemplo de Educared. Por favor, quisiera solicitarle a Ud. que me pemita recopilar sus artículos de su blog para colgarlos el mío, que espero tener pronto. Obviamente al hacerlo me comprometo a poner la fuente y mencionarlo como autor. Mi deseo ayudar a la actualización del maestro, especialmente de mis coterráneos de Puno. Por favor, respóndame y quizá pueda agregarme a su Facebook. Lo esperaré con ansias en febrero. Saludos.

    • Willean: lo felicito por su iniciativa y no tengo absolutamente ningún problema en que cuelgue en su Blog lo que considere conveniente, siempre y cuando, como corresponde, cite la fuente. Para eso estamos, para conectarnos, compartir y aprender todos de todos. Un saludo cordial y muchos éxitos.

      • Dr. Lerner: estoy muy contento porque, aunque un poco rudimentario, ya cuento con el Blog que le había comentado. Espero sirva a la comunidad docente del país. Le agradezco por su colaboración y, por favor, lo invito a entrar al enlace ( http://politicasdeeducacionwilleanroque.blogspot.com/), luego quizá pueda dar una opinión. También, hágale llegar mis saludos al Dr. Hugo Díaz quien fue mi inspiración. ¡Qué disculpe por tomar el mismo nombre de su Blog. Ya comentaré sus artículos y quizá usted pueda participar en el mío.

        • Willean: pues, realmente, ¡lo felicito! Lograr lo que uno se propone es muy importante. Ingresé en su Blog y revisé las entradas. Quizá podrían ser algo más cortas. En Internet las personas como que buscan textos breves y le recomendaría combinar los que son más extensos con los que no lo son tanto. Por lo demás, nuevamente, ¡bienvenido al mundo de los Blogs y le deseo el mejor de los éxitos! Un saludo y feliz año.

  6. Hablando de fracaso escolar, ¿qué opinan acerca del déficit atencional que tiene una incidencia entre 7% y 10% de la población de alumnos. Yo y muchos padres acá en Perú vivimos esta realidad que ni el Estado, ni nuestros educadores conocen porque simplemente no han tenido acceso a esta información. Con mucha pena sigo escuchando que “eso no existe” y que los fármacos para tratar esa condición son drogas. Esa idea es la que nos venden. Si no fuera porque soy profesional de la salud también lo creería. Me siento impotente al ver a otros chicos que como mi hijo sufren y nadie, ni sus padres, saben abordar el asunto. Los encasillan con calificativos como flojos, desmotivados para el estudio, etc. No tiene responsabilidad alguna en haber nacido con este problema a nivel de neurotransmisores, que es casi seguro que lo heredaron de algún familiar.

    • Vania: bueno, tiene usted razón en señalar el Déficit Atencional. Es un cuadro que existe, que es bastante frecuente, que, en efecto, tiene causas neurológicas, un componente hereditario y se beneficia con un tratamiento farmacológico adecuado. Es importante entender que los niños que lo sufren no tienen mala voluntad y, al mismo tiempo, conocer las maneras en las que debemos tratar de administrar sus entornos: pocas reglas, claras, espacios en los que pueden decidir, ayudarlos a reflexionar sobre las consecuencias de sus acciones, etc. Pero tampoco se trata de sobre diagnosticar y comenzar a pensar que cualquier problema es el resultado de un ADD.

  7. Dr. Lerner, soy maestro en una Institución Educativa estatal de la ciudad de Chiclayo, con alguna experiencia en Huánuco y Lima. En verdad el tema es muy interesante, la visión y el abordaje del mismo debe expresarse de manera holística, donde, como parte del análisis no se deje de abordar el contexto de desenvolvimiento y desarrollo de los estudiantes -que en el caso particular mío son adolescentes- así como las condiciones económicas como factores de influencia en las debilidades o deficiencias de aprendizaje. Si nos ubicamos en la visión sociocultural de Vigotsky, el entorno familiar de los adolescentes tiene la más significativa importancia, es en él donde debe manejarse de la manera más conveniente por ejemplo el filtro de los medios masivos de comunicación social, su condición y calidad de uso, la composición de los espacios de socialización y quienes forman parte de esos espacios, la formación y desarrollo de los hábitos de lectura y otras condiciones implícitas en los procesos de aprendizaje. La insitución educativa permite convivir a los adolescentes con maestros no como personalidades únicas, sino, con una variedad de temperamentos, caracteres, motivaciones, inteligencias intra e interpersonales también variados, con la posibilidad de que alguno represente su ícono de identificación, pues no debemos olvidar que los alumnos manejan aproximadamente diez áreas distintas. Por eso, Dr., le decía que es un tema muy interesante. Finalmente, mientras los estudiantes no hayan hecho abandono definitivo de las aulas por deserción o repitencias frecuentes, no podría considerarlos como fracaso escolar, sino como deficiencias, debilidades o tropiezos, que con un trabajo conjunto y muy perseverante, donde la “triada pedagógica” (maestros, estudiantes y padres de familia) puede funcionar. Requerimos de compromisos serios de parte de los actores, pero fundamentalmente de los padres de familia, ellos deben ser nuestros aliados estratégicos para que sus hijos no tropiecen.

    • Estimado profesor Campos: me gusta mucho la manera de poner en contexto los problemas de aprendizaje, como tropiezos en un camino complejo en el que actuamos alumnos, maestros y padres. Al final, no se trata de juzgar de manera unidimensional a un joven, sino hacer un balance en el que, mientras, predomine lo positivo, se pueda minimizar sus limitaciones. Un saludo y mis mejores deseos para este año que viene.

      • Buenas noches, Dr. Lerner. Como maestro de sangre provinciana, agradezco el gesto de responder una opinión, eso demuestra lo valioso de su personalidad; desde ya, quisiera preguntarle de qué manera puedo compartir con usted temas educativos que fueron abordados por mí en el Diario “La Industria” de Chiclayo. Gracias una vez más y todo tipo de prabienes en el presente año.

        • Estimado colega: todos los visitantes a este Blog y quienes comentan son interlocutores en el mismo nivel y tienen la misma importancia, independientemente del lugar desde el que escriban. Pues hay varias maneras de compartir sus contribuciones a La Industria. O me adjunta el texto, o me da el link o me da su nombre en Facebook y lo sube. Son todas maneras que las tecnologías modernas de la comunicación y las redes sociales nos permiten. Estaré muy contento de leer sus artículos y compartirlos. Un saludo.

  8. Los estudiantes tienen que desarrollar competencias y capacidades para ser promovidos de grado al final del año académico. Entonces, si repite sería indicio de que perdió un año sin aprender lo necesario. ¿O debemos pensar que lo aprenderá al proximo año mientras ve como sus compañeros estan en un grado superior? Creo que todos los estudiantes desarrollan capacidades, sucede que a veces el profesor no evalúa esas capacidades porque no están en su programa. Realmente no creo en la posibilidad que alguien pase por un salón de clases sin aprender nada.

    • Jimy: de hecho, los alumnos aprenden mucho más de lo que figura en los programas oficiales. Tanto en lo que se refiere a habilidades, como a conocimientos concretos. También es perfectamente posible aseverar que parte de lo que figura en esos programas no es tan relevante como queremos pensar, o ya no lo es en esta época. Pero no es posible dejar de establecer criterios, que siempre serán algo arbitrarios, y cuando no son alcanzados de manera muy clara, tener que decidir que un chico no pase el año. Obviamente eso tiene consecuencias sociales y personales. Por eso es importante entender el estilo de cada chico, su potencial y sus limitaciones, para poder adecuar la enseñanza y también la evaluación de sus resultados a cada caso especial. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
  • @2014 Fundacion Telefónica