Sigue a Educared en:
Lunes 12 de junio de 2017

Mujeres en la ciencia, educando en igualdad


Solo un 28% de los investigadores del mundo son mujeres. Este aplastante y desalentador dato se suma a la lista de desigualdades de género existentes en el mundo. Y buena parte del motivo de esta desigualdad sin duda tiene su origen en la educación y valores que transmitimos a los más pequeños, tanto en casa como en la escuela.

No deja de sorprender que en países a la cabeza de la investigación mundial, teóricamente los más desarrollados y con mejor nivel educativo, esta desigualdad de género se mantiene e incluso empeora. Países Bajos con un 24% de mujeres del total de investigadores, Francia con un 26% o Alemania con un 28% son claros ejemplos de esta desigualdad (Unesco Institute for Statistics).

En Estados Unidos la situación no es mejor. Aunque casi se alcanza la paridad de género de estudiantes de carreras de ciencia e ingeniería, solo un 29% de mujeres cubre los puestos de trabajo relacionados con estas materias. Por ejemplo, solo un 35% de los químicos son mujeres, bajando hasta un 11% en el caso de físicos y astrónomos (NSF, Science & Engineering Indicators 2016) .

Corea del Sur y Japón, con un 19% y 15% respectivamente son también buenos ejemplos de la desigualdad entre mujeres y hombres que investigan en el mundo.

Es desde la infancia y a través de la educación, la forma en la que debemos y podemos empezar a cambiar esta desigualdad. Y una de las mejores estrategias es reconocer y difundir el trabajo de aquellas científicas relevantes.

No solo Newton, Darwin o Einstein son “supercientíficos”, también lo son Ada Lovelace, Rosalind Franklin, Jane Goodall o Marie Curie y sin embargo, casi todas ellas son desconocidas.

Al igual que sus colegas masculinos, sus historias son fascinantes y a los niños les encantan las historias. Historias como la Mary Anning que descubrió su primer dinosaurio completo cuando solo tenía 12 años. O Kathering Johnson, física afro-americana que consiguió descifrar el cálculo para poder aterrizar en la luna cuando ni siquiera podía asistir a las reuniones de sus colegas hombres de la NASA.

Algunas de estas historias forman parte del libro Women in Science . Más que un libro es un reconocimiento que la ilustradora Rachel Ignotofsky brinda a las mujeres científicas. Una obra extraordinaria que no podemos dejar de recomendar por lo que supone de difusión y reconocimiento a estas mujeres y que consideramos un tipo de recurso muy atractivo con el que trabajar la igualdad de género en las escuelas.

Este artículo apareció originalmente en El Sapiens.