Sigue a Educared en:
Jueves 15 de junio de 2017

Cómo ser una escuela del siglo XXI


Miércoles 3 de febrero y aforo completo en el auditorio de la Fundación Telefónica de Madrid. El motivo: la presentación del libro Viaje a la escuela del siglo XXI. Más que un libro es una experiencia de vida escrita por el psicólogo e investigador Alfredo Hernando Calvo. En ella recoge sus vivencias, análisis y conclusiones de su viaje por todo el mundo visitando las escuelas más innovadoras. Escuelas con realidades bien distintas, en países muy diferentes, pero con un factor común: el claustro como el verdadero motor de la mejora educativa.

¿Quién puede ser una superescuela?

La opinión de los invitados a la presentación del libro fue unánime. Desde el colegio Montserrat de Barcelona, hasta el centro Padre Piquer de Madrid, pasando por los colegios peruanos Innova Schools o el Ørestad Gymnasium de Dinamarca, todos creen firmemente que cualquier centro que se lo proponga puede convertirse en una superescuela, en una escuela del siglo XXI. Los ingredientes básicos son tener conciencia de la necesidad de cambio, valentía y perseverancia ante los errores y las adversidades.

¿Cómo se produce la innovación?

A menudo la innovación viene de la mano de la tecnología. Así, la digitalización ha permitido a Innova Schools una enseñanza blended, donde un 30% del aprendizaje se debe al trabajo autónomo del estudiante por medio de contenidos y sistemas de evaluación digitales, explicó Jorge Yzusqui, gerente general de estas escuelas.

Las TIC son importantes pero todos los invitados coinciden en que no son imprescindibles para innovar. Hay más formas:

  • El aprendizaje por proyectos
  • Clases impartidas por alumnos
  • Nuevos modelos de evaluación
  • Personalización de la educación
  • La gamificación
  • Los paisajes de aprendizaje o
  • La paleta de inteligencias múltiples

En resumen, la innovación nacerá, en cualquier parte del mundo, de la respuesta a estas dos preguntas: ¿Qué necesitamos aprender? ¿Cómo queremos aprenderlo?

¿Cómo sabemos si la innovación ha sido efectiva?

Para Morten Smith-Hansen, profesor del Ørestad Gymnasium, la desaparición de los límites que definen el tiempo de clase y el de recreo es su logro. Cuando un grupo de alumnos se queda “enganchado” terminando su proyecto de aprendizaje en vez de salir al recreo, estamos ante una señal inequívoca de que algo ha cambiando en la escuela.

Para Ángel Serrano, director del Padre Piquer, su mayor preocupación era reducir la elevada tasa de absentismo escolar. Introdujeron las aulas cooperativas multitarea en 2005, y en solo un trimestre vieron cómo los alumnos pasaron de rehuir el colegio a estar deseando ir a clase.

No se trata de la mejora únicamente de las notas, sino también de la calidad de vida de los alumnos, de sus destrezas para afrontar la vida misma. Así lo recalcaba Araceli Vendrell, directora de comunicación del Colegio Montserrat: “ayudamos a los alumnos a que se den cuenta de que son capaces de hacer las cosas”.

La Escuela21

“Estas escuelas han creado un nuevo paradigma, una nueva forma de ser escuela. Son diferentes a muchas otras, pero cuando las comparas entre sí, se parecen mucho. Así que resulta imposible llamarlas escuelas, ¡son otra cosa y hay que buscarles otro nombre! Por eso decidí llamarlas escuelas21.”

En este libro Alfredo Hernando nos descubre los secretos de lo que ha llamado escuelas21, en un recorrido que lleva al lector a sitios tan distintos como Sidney, Buenos Aires, Ahmedabad (India), San Diego, Bogotá, Enköpin (Suecia) o Barcelona, entre otros.

En definitiva, la obra de Alfredo es un excelente compendio de experiencias educativas multiculturales que ilustran distintos modelos de innovación, distintas respuestas y estrategias ante la necesidad de un cambio educativo.

“El mundo está lleno de escuelas donde los profesores y los alumnos se comportan de otro modo, donde las notas tienen otro sentido…”

¡Conoce todos los trucos de las escuelas del siglo XXI descargándote el libro Viaje a la escuela del siglo XXI!

Este artículo apareció originalmente en Elesapiens.