Sigue a Educared en:
Lunes 12 de junio de 2017

10 términos para estar al día en innovación educativa


Eres un docente o tutor entregado que intenta estar al día en su profesión pero, reconócelo: la innovación educativa se te atraganta un poco. Cuando escuchas o lees a los gurús de la educación te sientes pequeño e ignorante porque no entiendes la mitad de las siglas y términos que utilizan sin buscarlos en Google.

Pues bien: es tu día de suerte. Te traemos el glosario definitivo –comentado- para dejar de quedar como un inútil en eventos y conferencias educativas. Disfrútalo y riámonos un poco de esta corriente que nos lleva al futuro a velocidad de vértigo.

    • STEM. Acrónimo de Science, Technology, Engineering y Mathematics, el conjunto de disciplinas que utilizan en la práctica los científicos e ingenieros, y que se considera que deberían enseñarse de manera integrada o interdisciplinar. Todo muy cool y tecnológico. Recientemente le han agregado la A de “Arts” (STEAM), porque alguien se ha debido dar cuenta de que en el futuro además de ingenieros y científicos seguramente también necesitaremos música, cine, arte y literatura.
    • PBL (o ABP). Project-based learning o aprendizaje basado en proyectos, metodología que consiste en plantear a los alumnos un problema o un proyecto en cuya resolución desarrollarán determinadas habilidades y competencias tan importantes como el aprendizaje de conocimientos. Aprovecha y pídeles algo que te sea útil, como que diseñen un sistema para emparejar calcetines o te seleccionen el mejor plan de jubilación.
    • Flipped Learning. Aprendizaje invertido. Consiste en transferir parte del proceso de aprendizaje fuera del aula y utilizar el tiempo de clase para el desarrollo de procesos cognitivos más complejos y una mayor interacción alumno-profesor. Es decir: los alumnos hacen tu trabajo (sin cobrar) fuera del horario escolar y en tu clase les pones a hacer deberes. La metodología perfecta para no dar un palo al agua. Confiesa: lo estabas esperando.
    • BYOD. Este es tremendo. Acrónimo de bring your own device, “trae tu propio dispositivo”. Se invita a los alumnos a traer sus móviles, tablets y portátiles a clase para que trabajen con ellos en el colegio y también puedan hacerlo cuando están en casa. ¿Te quejas de que los dispositivos de la escuela fallan y pierdes tiempo? Pues tus plegarias han sido escuchadas… por Satanás. Prepárate para resolver problemas en 20 dispositivos distintos con 20 sistemas operativos en manos de 20 niños y niñas supermotivados.
    • Design Thinking. Es una metodología activa de enseñanza-aprendizaje que sirve para crear ideas innovadoras que resuelvan necesidades reales del entorno, y que por el camino trabaja las habilidades del siglo XXI o competencias clave. Algo así como el “PBL para vagos”: dejar que sean tus alumnos los que se busquen algo que resolver, y lo resuelvan, claro. Para quitarse el sombrero.
    • Mindfulness. La meditación de moda: una práctica de entrenamiento de la atención plena sobre lo que ocurre en la realidad actual, aquí y ahora, dejando fuera los pensamientos y emociones. Lo que se dice “prestar atención”, pero con rollo de budista y algo de marketing detrás. Seguro que a tus alumnos les viene como anillo al dedo.
    • MOOC. Acrónimo de Massive Open Online Courses, que, por supuesto, es mucho más cool que decir “curso a distancia por internet”. Lo de “massive open” es porque no tiene prácticamente límite de participantes y puede apuntarse cualquiera que sea mayor de edad. Sí, tú también.
    • CLIL / AICLE. Acrónimo de Content and Language Integrated Learning, o, en español, Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras, una corriente de lingüística aplicada que promueve unir el aprendizaje de una lengua extranjera con el de determinadas asignaturas. Es lo que en España hacemos en las escuelas bilingües con asignaturas como Science: enseñar a los niños a decir en inglés palabras de uso corriente en cualquier conversación, como “pistilo” o “esternocleidomastoideo”. Qué visionarios.
    • ELL / ESL. Ánimo, que esta es de nota. Son los acrónimos de English Language Learners y English as a Second Language. ELL se refiere a las prácticas docentes para acercar el currículum al alumnado cuya lengua materna no es inglés (que es una enorme cantidad de gente en Estados Unidos) y ESL se refiere más a programas de asistencia específicos para el aprendizaje del inglés. Las dos tienen la encomiable misión de cumplir la ley “No Child Left Behind”, que pretende el éxito educativo de todos los alumnos.
    • AR / VR. Augmented Reality / Virtual Reality. Si necesitas que te traduzca estas palabras estás peor de lo que pensaba. La realidad aumentada agrega objetos generados por ordenador a una realidad, como por ejemplo Pokémons. La tecnología es genial, y está demostrado que, si puedes complicarlo todo para que tus alumnos vean un cuerpo humano en 3D en su tablet, la clase durará un plis. La realidad virtual, en cambio, es la tecnología para recrear una realidad entera, estimulando visión y oído. Es el sueño de cualquier docente: imagina la de excursiones culturales presenciales con 20 adolescentes que puedes ahorrarte. ¡Y saber que si das un grito te van a oír todos!

Este artículo apareció originalmente en El Sapiens.